E-gobierno y el voto electrónico por Internet


Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), y en especial, la eclosión de la web 2.0 trae consigo notables cambios en la consciencia social y una lluvia interminable de propuestas para la organización de una nueva sociedad en el contexto de la Era de la Información y el Conocimiento. Efectivamente, el medio de comunicación más masivo de la historia y con un alcance global sin precedentes, Internet (es cierto que no es equiparable el acceso a Internet en el Norte que en Estados en vías de desarrollo, pero pensemos, por ejemplo, en el impacto de la televisión y veremos como su expansión global ha sido mucho más gradual) está empezando a facilitar a la Sociedad Civil un canal de comunicación bidireccional que podría cambiar -por fin- el paradigma de “actores y espectadores” por el de participación real y activa de la comunidad como un conjunto.

Los primeros pasos en este contexto se reflejan en los numerosos servicios de e-comerce, la expansión del e-bussiness, la aplicación al sistema educativo de las primeras prácticas e-learning, y actualmente, se debate apasionadamente a la viabilidad del e-government. La aplicación a la esfera política de los recursos y las posibilidades que ofrece la comunicación digital se ha experimentado en varias ocasiones dejando valiosos ejemplos, tanto en países del Norte como del Sur, de lo que este fenómeno supone para la participación ciudadana. El sufragio remoto a través de la Red podría ser una realidad en cuestión de pocos años y, aunque hoy por hoy sólo es oficial en Estonia, Suiza y algunos estados de EEUU, los experimentos en relación al voto electrónico por Internet son frecuentes a nivel global, así como la aplicación de la web 2.0 a otras formas de participación política.

Un sistema en evolución

Veamos pues algunos de los precedentes antes de abordar las distintas posiciones que se contemplan hoy día en el debate sobre la viabilidad del voto electrónico por Internet. Desde hace más de 10 años se han llevado a cabo propuestas en este sentido, haciendo una primera división entre el voto electrónico presencial y el voto electrónico remoto (vía Internet). El uso de las urnas electrónicas en los colegios electorales se ha probado con éxito en Bélgica, Holanda, Brasil, México, Venezuela y la India, entre una larga lista de países. En el ámbito nacional, ya en 1995 Cataluña instaló máquinas electrónicas en algunos colegios electorales, pero su uso era experimental, el voto válido era el que entraba en la urna. Después de varios ensayos, se cuenta ya con varios ejemplos en distintas comunidades autónomas donde el voto electrónico presencial es ya oficial, como lo ha sido en la Comunidad de Madrid en las últimas elecciones generales. La principal ventaja de este sistema es la disminución considerable del tiempo dedicado al escrutinio.

primeras pruebas con un simulador democratico

En cuanto al voto vía Internet, hay muchísimos ejemplos de esta práctica fuera de la cúpula gubernamental. Muchas organizaciones sindicales, partidos políticos y otros grupos de interés en la Sociedad Civil votan sus respectivas juntas directivas mediante el voto por Internet desde hace algunos años. En cuanto a su aplicación a la participación activa social en las decisiones políticas, el mejor ejemplo es sin duda la reciente reconstrucción de la Constitución islandesa tras la revolución silenciosa -o silenciada- que tuvo lugar tras sufrir el duro impacto de la crisis financiera en 2008. La reelaboración de la Carta Magna de Islandia se llevó a cabo a base de propuestas ciudadanas en distintas plataformas digitales (sobre todo redes sociales) y el debate público de las mismas con frecuencia semanal y en directo. El colectivo Democracia Real Ya plantea soluciones similares para fortalecer el peso de la opinión ciudadana en las decisiones del Congreso. El proyecto es interesante y puede ponerse a prueba con este simulador. Los únicos casos en los que se ha puesto en marcha efectivamente la posibilidad de votar por Internet como forma válida de participación en el proceso electoral se encuentran en Estonia, Suiza, Países Bajos y algunas federaciones de Estados Unidos. Excepto en el ejemplo de Estonia, que ha sido pionera en validar el voto masivo por Internet en unas elecciones nacionales, la posibilidad de votar a través de la Red se ha limitado a una alternativa del voto por correo para expatriados o militares desplazados.

En España se realizó el primer proyecto experimental de voto remoto por Internet con motivo de las elecciones al Parlament de Catalunya de 2004 y desde hace ya 12 años se comercializa un software de la empresa Scytl llamado Pnyx dedicado a procesar el voto electrónico a distancia. En 2008, la entonces vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega sugirió que debía explorarse esta posibilidad para el electorado residente en el extranjero, pero la subcomisión del Congreso encargada de llevar tal investigación desechó absolutamente la propuesta al considerar que “el procedimiento actual es suficientemente garantista y mucho más fiable”. De haberse dado el visto bueno, tal vez los 35.600 electores que se quedaron sin papeletas para votar por correo en las últimas elecciones del 20N, estarían más satisfechos.

A favor y en contra

Así entramos en el candente debate sobre la viabilidad del voto electrónico por Internet que, como en todos los debates, tiene sus defensores y detractores. El principal argumento en contra de este sistema radica en la fiabilidad. La desconfianza ante posibles fraudes hace que proliferen las opiniones como las de Josu Mezo, profesor de Sociología de la Universidad de Castilla-La Mancha, que duda de la garantía de transparencia en los recuentos y de la privacidad del voto. Mezo sostiene que tratar de “favorecer la participación” con esta medida “es buscar una solución tecnocrática a un problema que es político”, según sus declaraciones en 2008 al diario La Gazeta de los Negocios. Por otra parte, el coste económico de la modificación del sistema es otro argumento de peso para los que consideran el mecanismo actual completamente fiable.

Votar por Internet es mas ecologico

Otra consecuencia de la implantación del voto electrónico (tanto presencial como remoto) que hace que muchos se enfrenten a esta propuesta, se refiere al proceso de escrutinio. Si bien en la actualidad el recuento de votos se lleva a cabo por ciudadanos elegidos de forma aleatoria, un sistema de voto electrónico no podría contar con sujetos escogidos por sorteo como “notarios” del escrutinio, ya que para ello harían falta conocimientos específicos y el recuento tendría que delegarse a empresas especializadas, lo cual podría hacer tambalear la independencia del resultado.

Frente a estos argumentos que advierten de los riesgos del voto virtual nos encontramos con las ventajas de la propuesta, que, a parte de la evidente rapidez en el recuento electoral, hacen hincapié en su capacidad para mejorar la participación ciudadana en la vida democrática. Expertos en comunicación como Antoni Gutiérrez Rubí apelan a las experiencias que se han desarrollado con éxito en otros países y en otras situaciones, como la ya mencionada elección por voto electrónico de órganos de gobierno de sindicatos o colegios profesionales. Otros siguen la propuesta de Fernández de la Vega de facilitar con este sistema el voto a electores afincados fuera de España, que ven dificultades tanto por la tramitación burocrática del voto por correo (que está lejos de funcionar perfectamente), como por la votación en los respectivos consulados que muchas veces pueden encontrarse muy lejos de la residencia del expatriado (por ejemplo, el consulado en Estados Unidos se encuentra en Chicago, a una considerable distancia de muchas localizaciones del país norteamericano).

Los defensores del voto electrónico aseguran que es tan fiable como otros trámites por Internet y que puede ofrecer la misma seguridad que, por ejemplo, las operaciones bancarias online, o el comercio electrónico. La tecnología para implantar el voto electrónico en España y en muchos otros países existe, y de hecho, podemos ver como en el caso de Estonia y Suiza, se ha llevado a cabo con un gran éxito y sin ningún problema de seguridad.

No cabe duda de que la discusión plantea muchas preguntas. La más importante, probablemente sea cuál es el efecto que puede tener en la sociedad, en la formación de cultura política, en la participación ciudadana y en la evolución de la democracia. ¿Puede el voto electrónico disminuir la considerable abstención electoral de las democracias actuales, o ésta se debe, como dice Mezo a una cuestión política, sin relación con el acceso al voto? A parte de su aplicación electoral, ¿significaría el voto a través de Internet una nueva forma de entender el proceso legislativo, como verdadera herramienta de participación ciudadana activa y real en las propuestas del Congreso? Como se introducía en este artículo, lo que está claro es que las TIC, Internet, la web 2.0 y su evolución y explotación a tantos niveles están suponiendo un verdadero cambio de paradigma a nivel global y que, como se está viendo, podrían transformar la vida política tal y como la conocemos desde el nacimiento de los primeros estados democráticos.

e gobierno y el voto electronico por internet | milbits





Opiniones sobre E-gobierno y el voto electrónico por Internet

Gunnar Wolf

Hace 10 años y 7 meses

Hay éxitos y fracasos. Del mismo modo que en los países citados se han llevado a cabo elecciones completamente electrónicas sin (aparentemente) ningún contratiempo, no podemos dejar de ver a países como Holanda, Alemania, Israel, o algunos estados de los Estados Unidos, donde las urnas electrónicas han tenido muy diversos grados de fracaso.
El voto electronico suena a un importante ahorro en tiempo, pero a cambio de unas pocas horas, nos hace vulnerables a un esquema en que menos gente puede validar el proceso electoral, hay mas factores que pueden conducir a un fracaso, y este puede ser mas completo y estrepitoso, sea intencional o accidental.


Com Patriota

Hace 10 años y 7 meses

No hay duda que el temor a los cambios, especialmente cuando son tan radicales como éste, son un lastre para avanzar más rápidamente. Todos estos cambios se harán efectivos más temprano que tarde.
Todas las objeciones se irán resolviendo y con el tiempo se impondrá la modernidad.
Si queremos real democracia, es necesario que mayor cantidad de personas participen en las tomas de decisiones, por lo tanto herramientas de este tipo son necesarias e inevitables.
Ya no nos veremos las caras, pero estamos seguros que más gente participará y por lo tanto nadie decidirá por otro. Saludos.


Gunnar Wolf

Hace 10 años y 7 meses

No, estimado Compatriota, me temo que no es el caso. El voto electrónico tiene problemas fundamentales en su planteamiento, no es cuestión de percepción únicamente. He dedicado un buen tiempo de estudio al tema, así como algunos de mis amigos. Te invito (obviamente, a tí y a cualquier lector interesado) a leer este capítulo con que participé del libro "Construcción Colaborativa del Conocimiento": http://seminario.edusol.info/pdf/seco3_apend3.pdf Además, les sugiero revisar el libro "Voto electrónico: Los riesgos de una ilusión"; puedes descargarlo completo en http://www.vialibre.org.ar/wp-content/uploads/2009/03/evoto.pdf o ver únicamente su reseña en http://www.vialibre.org.ar/2011/08/14/voto-electronico-los-riesgos-de-una-i


julio cordero

Hace 10 años y 7 meses

muy bueno informa y orienta hacia un mundo con mejor comunicación, más operativo y funcional en el futuro


Com Patriota

Hace 10 años y 7 meses

Gracias por tu amable respuesta, Gunnar Wolf.
Te refieres al "voto electrónico" como sinónimo de "voto por internet"?
En Venezuela el voto electrónico se refiere al realizado en las elecciones generales por medio de máquinas electrónicas con emisión de comprobante de votación que se deposita en la urna para efectos de auditoría posterior.
En todo caso es interesante tu planteamiento. Voy a revisar los links que nos proporcionas, para comprender mejor tus puntos de vista.
Saludos.


Gunnar Wolf

Hace 10 años y 7 meses

Hola de nuevo,
Conozco el caso venezolano, aunque tal vez no a detalle... Pero es bastante comparable con los "avances" que estamos viendo en mi país, México. Para muchos, basta con imprimir las boletas. Craso error. Asómate a este texto del buen Federico Heinz: http://www.vialibre.org.ar/2010/09/12/urnas-electronicas-con-imprimir-el-vo
El contar con urnas electrónicas de votación (presencial) con la emisión de comprobantes impresos es mejor que si no los tuvieran... PEro sigue abriéndonos a todo tipo de riesgos que pueden llevar a la invalidación completa del proceso electoral por gente malintencionada y sin siquiera evidencia. Además, sigue depositando la confianza en primer término en un sistema que muy bien puede estar trucado, o incluso programado para alterar los resultados sólo dados determinados parámetros.


Com Patriota

Hace 10 años y 6 meses

Estimado Gunnar Wolf:
Aunque no soy experto en estos sistemas, me gusta mucho nuestro sistema en Venezuela, ya que ha sido objetado por todos lados y en todos los pasos y niveles de su elaboración y aplicación. Se le efectúa auditorías en todos y cada uno de los pasos (previas, durante y posterior), incluyendo desde el ensamble de las máquinas, los instalación de los programas, la distribución de los equipos, etc., y pare usted de contar, gracias a la EXTREMA DESCONFIANZA de los PARTIDOS DE OPOSICION para con nuestro órgano rector en procesos de votación (CONSEJO NACIONAL ELECTORAL). Ej., se efectúa AUDITORIA POSTERIOR antes de transmitir los resultados arrojados por la máquina, que alcanza al 51% de las mesas de votación (verificación de los votos físicos que son entregados al votante, quien coloca la voleta del voto luego en la urna, con los reportados en el acta resumen del equipo al cerrar las votaciones, algo exagerado, porque de acuerdo a las técnicas estadísticas, una muestra de alrededor de 3 al 5% sería más que suficiente). En todos los procesos participan todos los partidos con sus representantes, incluyendo profesionales de la computación y programadores expertos. O sea que muchas sino todas las posibilidades de trampa o fraude posible han sido planteadas y consideradas, para dar total confianza necesaria por todos los participantes.
Sería una verdadera fortuna si usted pudiese asistir a nuestras elecciones como invitado extranjero para que observaras a detalle nuestro sistema, y como experto crítico nos ayudaras a reafirmar nuestra confianza o inclusive a mejorarlo de ser necesario.
Gracias Gunnar por su tiempo para responder a alguien que no conoce y que no tiene obligación de responder.
Es un verdadero honor intercambiar opiniones con usted. Saludos y salud le deseo.


Gunnar Wolf

Hace 10 años y 6 meses

El problema es que... Precisamente, todo mundo puede (podemos) decir no ser experto en esos sistemas. Una elección nacional es un proceso de extremo cuidado, donde hay demasiado en juego. Y... ¿Qué es lo más que te da el que sea instrumentado por vía electrónica? Casi nada: Un poco de agilidad al hacer el conteo. En México se están haciendo únicamente pilotos de urna electrónica (y la pelea para evitar que se implanten a gran escala... no es fácil), y los resultados electorales se anuncian en menos de dos horas, excepto en casos de ser demasiado reñida.

Dices que se han realizado auditorías previa y posterior en amplias muestras, superior a la necesaria estadísticamente. Lo que no están tomando en cuenta es lo que menciono en mis textos, citando a Ken Thompson, uno de los padres fundadores de la ciencia de la computación: Lo más que puedes auditar en una computadora es que el sistema se comporte como debería comportarse. No puedes auditar que el sistema esté verdaderamente ejecutando el código que le diste. No es demasiado difícil (para un especialista) modificar el compilador para que, dado cierto conjunto de circunstancias, cambie el comportamiento del código que está ejecutando. Y sí, no es un ataque trivial, pero definitivamente es un ataque posible.
El voto a través de urnas electrónicas está mal en principio, no es que haya una buena o una mala implementación. El documento base que plasma la intención de cada ciudadano debe ser y seguir siendo algo que permanezca en el tiempo, y no meramente un registro en la memoria de la computadora. Incluso en el caso de los sistemas de registro impreso, como ya les mencioné, hay muchas "trampas" posibles que pueden desde agregar un par de votos aquí o allá hasta invalidar la elección completa.
En este tema, como mencionas, no tengo la obligación de responder nada – Pero me alarma cómo es recibido de forma acrítica este supuesto avance que, independientemente de quién gobierne hoy, puede a futuro poner en grave peligro todo lo que conocemos como democracia representativa. En tu país, en el mío, en donde sea. No tengo obligación de responder, pero tengo el compromiso moral de llamar la atención.
Me encantaría poder participar con ustedes; si está dentro de sus posibilidades, sería un grandísimo honor.


Carlos Cruz

Hace 10 años y 6 meses

Encuentro muy valiosa vuestra participación en este tema, siempre son de agradecer los comentarios que amplían las cuestiones a tener en cuenta en materias tan delicadas, como en este caso, el sistema electoral.

Mi intención con este artículo era plantear la reflexión sobre esta posibilidad desde un punto de vista crítico. Mi opinión es que es necesario un cambio en el sistema de representación política de la ciudadanía. Como cito en el artículo, tal vez el voto electrónico (vía Internet) supone una respuesta "tecnócrata a un problema que es político". Mi idea no es otra que la de alertar sobre el "problema" -desde las trabas burocráticas que impiden votar a quien quiere ejercer este derecho, a las inquietantes y reveladoras cifras de abstención- y exponer las propuestas que llegan desde el campo de la informática y la tecnología.

Dudo que sean la solución definitiva, pero estoy seguro de que las TIC son una herramienta con un poder sin igual que estamos empezando a conocer. Por eso no me costaría creer que, en las manos adecuadas, fueran eje de un cambio en el la Caja Negra del sistema político. No obstante, mi opinión es la de mantener un punto de vista crítico.

Otra vez gracias por vuestras aportaciones. Un saludo.


Com Patriota

Hace 10 años y 6 meses

Apreciados Carlos Cruz y Gunnard Wolf: gracias a ambos por su labor, uno publicando tan interesante tema y el otro por darle dinamismo con sus interesantes comentarios-respuestas a mis neófitas intervenciónes. Como se habrán dado cuenta mi comentarios son desde el punto de vista de un "usuario" que siente que se ha logrado un buen sistema de votación en mi país, donde hasta la oposición ha aceptado que el bastante seguro y confiable. Pero como ambos dicen: hay que tener una actitud crítica, y especialmente cuando todo parece ir bien. Lo acepto.
Nuevamente gracias por vuestra aportación.
Les deseo salud y peseta !!!, como decimos por aquí.



Opina sobre E-gobierno y el voto electrónico por Internet

Nombre:

Tu email:

Página web (si tienes):

Opinar:

Escoge el recuadro negro: para evitar spam