ChromeFox: el navegador definitivo - Infografía


ChromeFox es el navegador definitivo, que reúne lo mejor de dos de los navegadores web más populares en la actualidad: Chrome y Firefox.

Desgraciadamente no existe... solo es un pequeño ejercicio de imaginación en el que he unido las que para mi son las mejores características de cada navegador. ¿Te imaginas como podría ser? En la siguiente imagen te enseño los elementos que destacaría para crear este navegador utópico:


¿Quieres publicar esta imagen en tu blog? Copia y pega este código:


ChromeFox: el navegador definitivo

Esta fusión imaginaria viene de las dudas que tengo a veces al escoger mi navegador para moverme por Internet... seguro que no soy el único. Tras la caída de Internet Explorer, Firefox se convirtió en la alternativa favorita, para luego ser relegada a un segundo puesto con la increíble velocidad y ligereza de Chrome. Pero en este mundo de constantes actualizaciones nada es definitivo, y recientemente hemos podido ver como Firefox pisaba el acelerador hasta sobrepasar al navegador de Google en benchmarks como el de Tom's Hardware.

Tengo los dos instalados y aún de vez en cuando voy pasando mis favoritos de un lado a otro según me van convenciendo. Así que uno no puede más que imaginar cómo sería la unión de estos fantásticos navegadores... ChromeFox. ¡Es que hasta el nombre le queda bien! (Pero no confundir con Chromifox, un complemento para Firefox).

Lo mejor de Chrome y de Firefox

  • La velocidad de carga inicial de Firefox: sí, porque en las pruebas realizadas con las últimas versiones se ha visto como Firefox está dando la vuelta a la tortilla y se inicia más rápido que Chrome, un navegador que se ha ido haciendo más pesado y con mayor consumo con el tiempo. Lo que no quita que la carga de páginas con pocas pestañas abiertas siga siendo más rápida en el navegador de Google.
  • La compatibilidad con HTML5 y CSS3 de Chrome: no es que Firefox no la tenga, pero Chrome sigue demostrando estar a la cabeza en los tests, y es algo que le gusta demostrar con sus numerosos 'Google Experiments', donde podemos ver las posibilidades de los nuevos estándares de la web.
  • La tienda de complementos de Firefox: nuevamente, no digo que la Web app Store de Google esté mal. De hecho, ha crecido muchísimo en poco tiempo y no se trata de una cuestión de cantidad. Mucho menos de diseño, aspecto en el que gana de calle a la tienda de Firefox. Pero Firefox sigue contando con ciertos complementos exclusivos, que en gran medida se han publicado allí gracias a la política más abierta hacia los desarrolladores de Mozilla.
  • Las pestañas en procesos separados de Chrome: un sistema de gestión de las pestañas de navegación que ha demostrado ser uno de los puntos fuertes de Chrome. Cada pestaña se basa en un proceso separado, que al cerrarse libera memoria inmediatamente. Además, si en Chrome se nos cuelga una pestaña no lo hace el navegador entero (como si ocurre en Firefox). Esta gestión también hace un mejor aprovechamiento de los procesadores multi-núcleo.
  • La filosofía de Firefox: Firefox es un proyecto basado en software libre y de código abierto de Mozilla, que además se presenta como una fundación sin ánimo de lucro. Esto es de agradecer frente a una mega-empresa comercial como Google que regularmente está en el punto de mira por sus dudosas políticas de seguimiento y publicidad (y eso sin hacer mención a PRISM).
  • El diseño gráfico de Chrome: para que vamos a negarlo, Google tiene estilo. Minimalista y limpio, marca tendencia en lo que hace, y nadie puede negar que no se reconocen sus servicios en cualquier parte. Chrome es un buen ejemplo, que simplificó la ventana del navegador hasta ofrecernos lo más básico y con un aire moderno.
  • La personalización de Firefox: pero aunque de serie podríamos decir que Chrome gana en diseño, Firefox tiene como as en la manga sus amplias posibilidades de personalización; no solo a través de las "Personas" (una especie de temas creados por la comunidad) si no con la posibilidad de editar las propias hojas de estilo CSS del navegador.
  • La barra de navegación de Chrome: con su omnibar, capaz de incluir en un solo espacio las direcciones URL y el buscador de Google y otros servicios, y además con sugerencias incluidas.
  • La agrupación de pestañas de Firefox: una función de Firefox bien útil para aquellos que nos movemos entre muchas pestañas abiertas, y que nos ayuda a organizar mejor nuestro trabajo en Internet.
  • El soporte para empresas de Chrome: el soporte de Google ha demostrado ser mejor para proyectos profesionales y de empresa, y responde mejor y con más soluciones en este sentido que la comunidad de Mozilla y sus servicios.

Estas son las cosas que yo cogería para crear mi propio navegador perfecto. ¡Pero se pueden coger otros muchos aspectos! No pretendo aquí hacer un Firefox vs Google, si no sumarlos en esta ocasión. Y claro, también podríamos imaginar más combinaciones, como un "Opera Explorer", un "SafariFox" o lo que se nos ocurra... imaginar es gratis después de todo.

¿Para ti cómo sería el navegador web perfecto?


¿Quieres publicar esta imagen en tu blog? Copia y pega este código:







Opiniones sobre ChromeFox: el navegador definitivo - Infografía

Hace 2 años y 11 meses

Veo que tu publicación es de 2013. Desafortunadamente ahora, en noviembre de 2017, Firefox se ha convertido en lo que defines aquí. Digo que desafortunadamente, porque en pro de ser un clon de Chrome, Firefox ha sacrificado gran parte de la funcionalidad que tenía. En fin, ahora toca migrar a algún otro navegador.



Opina sobre ChromeFox: el navegador definitivo - Infografía

Nombre:

Tu email:

Página web (si tienes):

Opinar:

Escoge el recuadro negro: para evitar spam