Una PC, es una computadora personal que sirve como herramienta para realizar diversas tareas. Al ser un equipo importante en diversas áreas, gracias a sus utilidades dentro de nuestra vida diaria, ya sea para estudios, desarrollo de trabajos o simple entretenimiento, y mucho más. Todas estas actividades poseen cierto peso dentro del sistema, ya que necesitas programas y aplicaciones para su desarrollo, así como de memoria y espacio, terminando en retrasos y un funcionamiento lento, si es que no se mantiene. Entre las muchas utilidades para el mantenimiento, uno de los procesos más simples y cotidianos es el de mejorar el rendimiento de la PC, aunque este proceso puede ir de lo más sencillo a complejo, debe realizarse cada cierto tiempo si deseas tener tu PC funcionando de forma rápida y fluida.

¿Para qué sirve esta guía?

La presente información intenta brindar una guía sobre lo que puedes hacer en caso de necesitar mejorar el rendimiento de tu PC. A través de información concreta y explorando diversos métodos de mejoramiento, podrás obtener diversos métodos que podrás realizar por propia cuenta cada vez que desees. Ya sea si estás aprendiendo a hacerlo o si deseas encontrar otros modos, la guía podrá ayudarte en cualquiera de estas situaciones.

¿Para quién es esta guía?

Esta es una guía sencilla de entender y bastante concreta, con ella podrás realizar el mejoramiento de la PC a través de diferentes formas o métodos, cada vez que lo necesites. Gracias a estos procedimientos específicos, la guía resulta ser útil para cualquier tipo de usuario que desee iniciar el manteniendo y mejoramiento de la PC, en cuestiones de rendimiento. Puede ser usado desde los más nuevos exploradores del sistema o aquellos que ya estén habituados a las herramientas y procesos de utilidades para el mantenimiento y rendimiento de la PC y el sistema.

¿Cuándo realizar el mejoramiento de la PC?

Debido a la gran carga que nuestra PC tiene por el uso cotidiano que le damos, es inevitable que nos encontremos con situaciones donde veamos que no funciona como en sus primeros meses, simplemente se retrasa, demora en cargar o no permite ciertas funciones. Cada vez que agregues un software y que sea más exigente, la PC se encontrará con cambios que debe procesar y que, si no tiene la capacidad suficiente, tendrás problemas en el rendimiento.
Aún si no empiezas a notar problemas dentro del sistema, puedes realizar el mejoramiento, ya que es muy útil si lo que quieres es alargar su periodo de vida, ya que mantendrá el sistema en forma y limpia de residuos. Asimismo, puedes complementar este proceso con otros, para poder tener mucho más tiempo tu sistema.

Comprobar el estado de la PC

Antes de realizar el proceso de mejora, debemos de tener toda la información sobre el estado del sistema. El poder comprobar tus sospechas también asegura que estés haciendo el procedimiento correcto en el momento correcto, ya que el sistema puede ralentizarse por más de un motivo y ser síntoma de más de un problema, y puede que necesites algún procedimiento extra. Existen muchas maneras de comprobarlo, puedes utilizar herramientas de utilidad extra para conocer el estado y la información de los componentes. Asimismo, puedes realizar testeos de prueba para saber donde se encuentra la falla o si algo esta mal.

¿Cómo mejorar el rendimiento de la PC?

El rendimiento de la PC puede verse afectado por diversas causas, desde un malware, la sobrecarga de programas en uso de alta exigencia, o el uso continuo y sin descanso, como aquellas veces en que lo usamos tres días seguidos y no descansa en todo ese tiempo. Los virus, archivos dañados, desgaste, problemas o fallas con los componentes, entre otros más.
Para solucionar y sobre todo evitar estos problemas, debemos comprobar el estado de la PC y mejorar el rendimiento. Existen muchas maneras de mejorar el rendimiento, aquí te dejamos una lista de procesos que puedes realizar para potenciar el rendimiento:

Desinstala programas y aplicaciones que no utilices
Esta es la primera forma de ganar espacio y limpiar, gracias a la liberación de ellos la velocidad aumenta, ya que el sistema carga con menos peso, ya que muchas veces estos programas realizan acciones en segundo plano y esto también vuelve lenta la PC.

Aumenta la capacidad de la RAM
La memoria principal es la encargada de sostener el rendimiento de la PC cuando se la utiliza, mientras más capacidad posea más velocidad y fluidez tendrá el sistema. Una gran opción es aumentar su capacidad, o actualizar la memoria RAM.

Liberar espacio o limpiar el disco duro
Además de desinstalar programas, deberás limpiar el disco, dejarlo libre de archivos obsoletos, información, basura, etc. Para ello puedes utilizar herramientas de utilidades o hacerlo desde la aplicación integrada en Windows. Para ello solo deberás abrir el menú de inicio, en el motor de búsqueda deberás ingresar “cleanmgr”, con el que te saldrá la opción del limpiador de disco duro, ejecútalo como administrador y elige el disco que quieras limpiar, una vez hecho esto selecciona “Aceptar”.

Desfragmentar el disco duro
El proceso de desfragmentación permite realizar una especie de limpieza, ya que elimina los fragmentos de los archivos que se eliminaron o no permanecen más en el disco duro, y que quitan espacio, al reordenar los archivos lograrás tener más espacio y el lector podrá encontrar lo que busca de manera más rápida. Puedes realizarlo desde las herramientas de utilidad desde el mismo sistema de Windows, solo debes ingresar al menú de inicio, escribir “desfragmentar” en el motor de búsqueda y te dará la opción de una aplicación llamada “Desfragmentar y optimizar unidades”, selecciona la unidad, selecciona “Analizar” u “Optimizar” según lo que desees.

Evita los programas de alta exigencia
Si tu computadora es de gama media y utilizas programas pesados, sin duda vas a tener diferentes problemas de rendimiento e incluso de sobre calentamiento. Si vas a utilizar este tipo de programas, lo recomendable es instalar tarjetas de video, aumentar la RAM o buscar un programa similar pero más ligero.

Deshabilitar programas de inicio
Al iniciar la PC, notaremos como es que algunos programas se inician automáticamente, y esto puede cargar peso y usar recursos de forma indeseada. Debes limitar los programas de inicio a un mínimo o simplemente desactivarlos. Si posees Windows, puedes hacerlo abriendo el administrador de tareas, ve a la pestaña de Inicio, y luego seleccione los programas que vas a deshabilitar, y en la esquina inferior de la derecha encontrarás la opción de “Desinstalar”.

Mantén tu escritorio limpio
Puede parecer innecesario o quizás no tener mucha lógica, pero lo cierto es que al iniciar el ordenador debe cargar en primera toda la interfaz principal, ósea el escritorio. Si eres de esos usuarios que tienen muchos accesos o incluso archivos en el escritorio, lo recomendable es que reduzcas la cantidad y lo mantengas más limpio y libre.

Realiza testeos de malware
El sistema suele ralentizarse y presentar problemas por la presencia de malwares, lo que debes hacer es instalar un potente antivirus y realizar pruebas de seguridad. Si posees el sistema Windows 10 puedes hacerlo desde la configuración de esta, ubicar el espacio para “Seguridad de Windows”, abrir seguridad y colocar actualizar. Todo ello te llevará a la pantalla de Windows Defender, donde deberás pulsar “Protección antivirus y contra amenazas”, dentro de ella solo dar a “Examen rápido” y esperar.

En esta guía encontrarás...

    Preguntas frecuentes

    • ¿Cómo veo el rendimiento de mi PC?
    • ¿Cómo saber si mi PC esta funcionando bien?

    Artículos relacionados con Cómo mejorar el rendimiento de tu PC